Blog

Tag » propósito

Una mujer distraída

Publicado por - Feb. 13, 2013 | categorías La meta

Leí hace poco en las noticias el caso increíble de una señora belga. Esta mujer quiso ir a una estación de trenes a unos 50 kilómetros de su casa. Pero terminó viajando miles de kilómetros, equivocadamente, llegando a Croacia, unos 1500 kilómetros lejos de dónde quería estar.. La policía dice que la mujer viajó por Francia, Alemania, Austria y Slovenia antes de llegar a Croacia.

¿Cómo se equivocó tanto? Confiaba en su sistema de GPS. Seguía las instrucciones por dos días. “Andaba distraída,” explicó la mujer.

¿Distraída? Cruzó cinco países y viajó por dos días, ¿y dice que andaba distraída?

Veo en esta mujer lo que veo en muchas personas. Andan distraídas por esta vida, sin prestar atención al rumbo que están tomando. Confían en guías ciegas, falsos expertos que les dan consejos equivocados. Luego se sorprenden cuando se encuentran lejos de su destino.

Dios nos ha trazado un mapa perfecto. El estableció la ruta que debemos seguir. No tenemos que buscar ningún GPS espiritual ni andar pidiendo a otras personas que nos indiquen el camino. Nosotros tenemos la Palabra de Dios para guiarnos por esta vida.

Busque una Biblia. Léala y estúdiela. Nosotros podemos enviarle estudios guiados para ayudarle a entender lo que lee. Nosotros no tenemos todas las repuestas, pero Dios sí, y sabemos dónde buscarlas, dónde encontrar lo que Dios tiene para decirnos.

No ande distraído por esta vida. No se extravíe a causa de malas indicaciones. Deje que Dios le guíe a su destino.


¿Para qué?

Publicado por - Sep. 02, 2009 | categorías Propósito en la vida

Esta época del año marca el comienzo de clases aquí en Estados Unidos. Siempre me hace pensar en una historia que escuché de Stanley Shipp, un hermano que trabajaba en el mismo ministerio donde trabajo yo.

Stanley contaba de haber conocido a un estudiante que le dijo que estudiaba medicina. “¿Para qué?,” preguntó Stanley.

“Para ser médico,” dijo el joven con una sonrisa.

“¿Para qué?”

“Para ayudar a la gente a no enfermarse.”

“¿Para qué?”

“Para que vivan vidas más largas.”

“¿Para qué?”

“Y, no sé …” tartamudeó el estudiante de medicina.

“Eso,” dijo Stanley, sonriéndose, “es lo que yo tengo para explicarte a ti.”

¿Cuál es el chiste de vivir más tiempo si no sabemos qué hacer con el tiempo extra? Tiene que haber más propósito en la vida que el de evitar la muerte. En eso la ciencia se queda corta y las filosofías modernas nos dejan insatisfechos. Si el propósito entero de nuestras vidas es vivir unos años y luego pasar a la nada, la vida no tiene mucho sentido.

Cristo dijo, “Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” (Juan 10:10). Algunos dicen que el cristianismo es una religión de castillos en el aire, con promesas vacías de algo después de esta vida. No entienden que sin una promesa de vida después de la muerte, no puede haber esperanza verdadera en esta vida. No puede haber signficado real. No puede haber propósito.

Cristo vino para traer la vida, la vida en plenitud. No es un aguafiestas que le roba el gozo a la vida. El es el único que puede darle sentido a nuestra existencia. El puede responder el “¿para qué?” que nos espera cada día. El puede tomar vidas vacías y llenarlas con propósito.

Gracia y paz,
Timothy Archer


Acuérdate

Publicado por - May. 09, 2008 | categorías Hijos de Dios, Propósito en la vida

fotosCuando niños, a mis hijos les encantaban los videos. Veían las mismas películas infinitas veces. Por eso, yo también veía las mismas películas vez tras vez. No tantas veces como mis hijos, pero suficiente como para hartarme de cada película. Una favorita en nuestra casa era “El Rey León.” En la película, Simba, un cachorro que va a ser rey de los leones, presencia la muerte de su padre. Creyéndose responsable, Simba huye al desierto. Ahí lo rescatan dos animales que lo llevan a un oasis, salvándole la vida. Son insectivores, comiendo nada más que gusanos y otros bichos. Su mantra es “Hakuna Matata,” que en suajili quiere decir “No hay preocupaciones aquí.” Para ellos, la vida consistía en comer, bailar y cantar. No sentían ninguna responsabilidad hacia los demás.

Pero llega el momento cuando Simba tiene una visión de su padre muerto. El ex-rey tiene una sola palabra para su hijo: “Acuérdate.” El león jovencito había nacido para ser realeza, rey de las bestias, jefe de la manada de leones. Sin embargo, él se encontraba comiendo insectos y viviendo una vida egoísta. Su vida no era lo que debería ser.

Muchos de nosotros necesitamos recordar. Tenemos que recordar lo que debemos ser. Necesitamos recordar para qué nos hizo Dios. Dios puso en nosotros un sentido de propósito, de dignidad, un llamamiento superior. Necesitamos recordar.

Tal como Simba tenía que recordar de quien era hijo, necesitamos ver que Dios nos ha dado la oportunidad de ser Sus hijos. Podemos ser más que unos comebichos egoístas. Podemos ser realeza, hijos e hijas del Rey, hijos de Dios. Podemos formar parte de la familia de Dios. Podemos vivir vidas de dignidad, vidas con propósito. Hemos sido llamados a la grandeza. Solo tenemos que recordar quienes somos. Solo tenemos que recordar de quien podemos ser hijos.

Gracia y paz,
Timothy



Copyright © 2010 - Hope For Life: Todos los derechos reservados

Mapa del Sitio | Contáctanos