Blog

Categorías » Vida nueva

Palabras y palabras

Publicado por - Feb. 25, 2009 | categorías Bautismo, Vida nueva

bibliaExisten palabras “eclesiásticas.” Es decir, que solamente se usan en la iglesia, palabras como santificación, expiación, gracia, evangelismo, evangelio. Muchas veces ni los cristianos entienden de qué se tratan. Hay otras palabras que se utilizan de una forma dentro de la iglesia y otra fuera de ella.

Arrepentimiento es una palabra así. Cuando vemos lo que Dios quiere que hagamos para entrar en su familia, una de las cosas claves es el arrepentimiento. Tenemos que arrepentirnos de nuestros pecados. Para poder arrepentirnos, tenemos que saber qué es.

Cuando era más joven, pensaba que el arrepentimiento era igual al remordimiento. Son conceptos relacionados, pero el arrepentimiento es más que remordimiento. Literalmente, “arrepentirse” significa dar la vuelta o cambiar el rumbo. Es la idea de estar caminando para un lado, dar un giro de 180 grados y caminar en la otra dirección. No es solamente sentirse mal por lo que uno ha hecho; es un cambio, un cambio de vida. Es un cambio de pensamiento que produce un cambio de vida.

En el Nuevo Testamento, el apóstol Pablo escribió a un grupo de nuevos cristianos y les dijo: “Ellos mismos hablan … de cómo ustedes abandonaron los ídolos y se volvieron al Dios vivo y verdadero para servirle” (1 Tesalonicenses 1:9) Eso es arrepentimiento. No es solamente dejar algo; es ir hacia otra cosa. Dejamos una vida para comenzar otra. Dejamos de buscar una meta y buscamos otra.

Pablo escribió a la iglesia en Roma: “Pues por el bautismo fuimos sepultados con Cristo, y morimos para ser resucitados y vivir una vida nueva, así como Cristo fue resucitado por el glorioso poder del Padre.” (Romanos 6:4) Arrepentimiento y bautismo van juntos en la Biblia, por esa razón: en el bautismo, sepultamos nuestros seres viejos y salimos del agua con una vida nueva. Nacemos de nuevo, somos hechos nuevos. ¿Pero qué sentido tiene tener una vida nueva si va a ser exactamente como la anterior? ¿Para qué pasar por una sepultura si vamos a dejar que nuestro viejo hombre siga viviendo? La idea es que nos acerquemos a Jesús con fe, dejando nuestra vida vieja, sepultándola en agua, para comenzar de nuevo. Pero esta vez, en vez de alejarnos de Dios, vivimos una vida que nos lleva más cerca de Dios.

Aunque sea algo “eclesiástica,” arrepentimiento es una palabra buena. Nos ayuda entender lo que necesitamos hacer para acercarnos a Dios. Tenemos que dejar nuestra vida vieja y comenzar una nueva, por nuestra fe en Jesús. Si no lo has hecho, si no enterraste tu vida vieja en las aguas del bautismo para comenzar una nueva vida en Cristo, quiero ponerte en contacto con alguien que te ayudará hacerlo.

Gracia y paz,
Timothy Archer


¡Feliz vida nueva!

Publicado por - Dec. 30, 2008 | categorías Vida, Vida nueva

A la gente le gustan las cosas nuevas. Si no me creen, miren la publicidad que hay por ahí. Producto nuevo. Fórmula nueva. Formato nuevo, tamaño nuevo, aroma nueva, nuevo sabor. Mejorado. Totalmente nuevo.

Nos gusta la aroma de un auto cero kilómetro. Ni sabemos de qué se trata esa aroma, pero nos gusta. Algunos científicos dicen que esa aroma proviene de productos químicos que nos hacen mal. Pero nos gusta tanto que ahora se vende un aerosol que tiene esa aroma. La gente echa el producto en su automóvil, y tiene olor a nuevo.

En la misma manera, nos gustan los años nuevos también. Traen la promesa de un nuevo comienzo. Borrón y cuenta nueva. O por lo menos así parece. Pero en algún momento nos damos cuenta que cambiar la hoja en el almanaque no cambia nada. Los mismos problemas que teníamos a las 11:59 del 31 están con nosotros a las zero horas del día primero de enero. Es un año nuevo, pero somos los mismos, viviendo vidas viejas.

Yo quiero un nuevo comienzo. No quiero un aerosol de “Esencia de Vida Nueva”; quiero un nuevo comienzo. Y sé dónde conseguirlo. El apóstol Pablo escribió: “Por lo tanto, el que está unido a Cristo es una nueva persona. Las cosas viejas pasaron; se convirtieron en algo nuevo.” (2 Corintios 5:17). En otra carta, les dijo a los cristianos en Roma:  “Pues por el bautismo fuimos sepultados con Cristo, y morimos para ser resucitados y vivir una vida nueva, así como Cristo fue resucitado por el glorioso poder del Padre.” (Romanos 6:4). Dios no echa aerosol a una vida vieja. Nos hace nacer de nuevo, para vivir una vida nueva. Lo viejo pasó; lo nuevo ha llegado.

Los que ya estamos en Cristo también podemos recibir un nuevo comienzo. El apóstol Juan escribió: Those of us who are already in Christ can also get that new beginning. The apostle John wrote: “Pero si vivimos en la luz, así como Dios está en la luz, entonces hay unión entre nosotros, y la sangre de su Hijo Jesús nos limpia de todo pecado.” (1 Juan 1:7). Jesucristo me purifica, perdona mi pecado y me permite comenzar de nuevo. Continuamente. Si me mantengo en comunión con él.

Esta es la época en que todos se desean un feliz año nuevo. Yo quiero desearle una feliz vida nueva, una nueva vida en Cristo.

Gracia y paz,
Timothy Archer



Copyright © 2010 - Hope For Life: Todos los derechos reservados

Mapa del Sitio | Contáctanos