Blog

Categorías » Hijos de Dios

Es lindo ser escogido

Publicado por - Jan. 03, 2011 | categorías Dios, Hijos de Dios, salvación

Sin duda, la materia preferida mía de la primaria era el recreo. Me encantaban los deportes. Disfruté de cada momento que pasamos en las canchas alrededor de nuestra escuela.

Bueno, no de cada momento. Hubo momentos de tortura y humillación, de ansiedad y vergüenza: los momentos cuando eligieron los equipos.

Me encantaban los deportes, pero me faltaba la coordinación ojo mano. Era malo como deportista. Malísimo. Como era alto, podía defenderme en el básquet, pero en los otros deportes, solían escoger a las chicas antes que a mí. Esos momentos de esperar ser escogido eran momentos de angustia.

Luego, cuando tenía unos 12 años, pasó algo maravilloso. Mis habilidades alcanzaron mi altura. Llegué a estar entre los mejores deportistas de mi grado. De repente, la elección de equipos llegó a ser uno de los momentos que más disfrutaba. Es lindo ser escogido.

Al pasar por la vida, veo que siguen habiendo momentos cuando espero ser escogido. A veces, es cuando me he presentado para algún trabajo. Otras veces, son momentos sociales, cuando busco engancharme en alguna conversación. A veces se trata de la formación de algún comité o grupo de trabajo. Hasta el día de hoy, esos momentos pueden ser momentos ansiosos. ¿Me escogerán?

“Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, pues en Cristo nos ha bendecido en los cielos con toda clase de bendiciones espirituales. Dios nos escogió en Cristo desde antes de la creación del mundo, para que fuéramos santos y sin defecto en su presencia.” (Efesios 1:3-4)

Dios nos escogió antes de la creación del mundo. No hacen falta los nervios. No hay que esperar ansiosamente. Hemos sido escogidos. Escogidos por Dios. El mundo puede aprobarnos o no. La gente puede seleccionarnos o no. No importa. Hemos sido escogidos por Dios.

Dios te escogió. Quiere que estés en su equipo. Más que eso, quiere que formes parte de su familia. Es lindo ser escogido.


Acuérdate

Publicado por - May. 09, 2008 | categorías Hijos de Dios, Propósito en la vida

fotosCuando niños, a mis hijos les encantaban los videos. Veían las mismas películas infinitas veces. Por eso, yo también veía las mismas películas vez tras vez. No tantas veces como mis hijos, pero suficiente como para hartarme de cada película. Una favorita en nuestra casa era “El Rey León.” En la película, Simba, un cachorro que va a ser rey de los leones, presencia la muerte de su padre. Creyéndose responsable, Simba huye al desierto. Ahí lo rescatan dos animales que lo llevan a un oasis, salvándole la vida. Son insectivores, comiendo nada más que gusanos y otros bichos. Su mantra es “Hakuna Matata,” que en suajili quiere decir “No hay preocupaciones aquí.” Para ellos, la vida consistía en comer, bailar y cantar. No sentían ninguna responsabilidad hacia los demás.

Pero llega el momento cuando Simba tiene una visión de su padre muerto. El ex-rey tiene una sola palabra para su hijo: “Acuérdate.” El león jovencito había nacido para ser realeza, rey de las bestias, jefe de la manada de leones. Sin embargo, él se encontraba comiendo insectos y viviendo una vida egoísta. Su vida no era lo que debería ser.

Muchos de nosotros necesitamos recordar. Tenemos que recordar lo que debemos ser. Necesitamos recordar para qué nos hizo Dios. Dios puso en nosotros un sentido de propósito, de dignidad, un llamamiento superior. Necesitamos recordar.

Tal como Simba tenía que recordar de quien era hijo, necesitamos ver que Dios nos ha dado la oportunidad de ser Sus hijos. Podemos ser más que unos comebichos egoístas. Podemos ser realeza, hijos e hijas del Rey, hijos de Dios. Podemos formar parte de la familia de Dios. Podemos vivir vidas de dignidad, vidas con propósito. Hemos sido llamados a la grandeza. Solo tenemos que recordar quienes somos. Solo tenemos que recordar de quien podemos ser hijos.

Gracia y paz,
Timothy



Copyright © 2010 - Hope For Life: Todos los derechos reservados

Mapa del Sitio | Contáctanos