Blog

Categorías » esperanza

Necesitarán su tenedor

Publicado por - Dec. 01, 2009 | categorías esperanza

Se cuenta la historia de una señora de edad avanzada que recibió malas noticias de su médico. Le quedaban pocos meses de vida.

La señora llamó a su familia y comenzó a hablar de su funeral y su entierro. Hablaron del cementerio, del cajón, etc. Llegando al final de la conversación, la ancianita comentó: “Hay una cosa más, una cosa muy importante. Quiero que me entierran con un tenedor en la mano.”

A sus hijos le inquietaba este pedido. Uno de ellos tuvo que preguntarle: “Mamá ¿de qué estás hablando?”

“Yo me acuerdo cuando era niña y comía con mi familia,” explicó la señora, “cada uno de los chicos ayudábamos con sacar los platos de la mesa después de comer. De vez en cuando, mi mamá nos decía, ‘Necesitarán su tenedor.’ Sabíamos qué quería decir eso. Quería decir que había algún postre, algo rico para comer. Cuando ella nos decía, ‘Necesitarán su tenedor,’ quería decir que todavía faltaba lo mejor. Por eso quiero tener un tenedor en la mano cuando me entierran: todavía falta lo mejor.”

Es una historia hermosa, una muestra de qué es la esperanza. Tenemos esperanza por qué vivimos en la espera de algo mejor.

El apóstol Pablo escribió a un grupo de cristianos nuevos en la ciudad de Tesalónica. Hablaba de la fama que habían creado estos cristianos. Les dijo: “Al contrario, ellos mismos hablan de nuestra llegada a ustedes y de cómo ustedes abandonaron los ídolos y se volvieron al Dios vivo y verdadero para servirle y esperar que vuelva del cielo Jesús, el Hijo de Dios, al cual Dios resucitó.” (1 Tesalonicenses 1:9-10) ¡Qué hermosa descripción de la vida cristana! Dejamos una vida sin sentido, dando la espalda a ella, servimos a Dios y vivimos esperando la venida de Jesucristo.

Tenemos esperanza porque estamos esperando a Jesús, esperando su venida. El nos traerá algo maravilloso: una vida sin tristeza ni dolor.

Todavía falta lo mejor. Por eso tenemos esperanza. Estamos esperando a Nuestro Señor y su venida. Estamos esperando lo mejor.

¡Necesitarán su tenedor!


Gritos en la oscuridad

Publicado por - Feb. 10, 2009 | categorías Dios, esperanza, NuestraEsperanza.com

tormentaApenas se escuchaban las voces, voces que provenían de no sabía dónde. Hacía calor en el campamento de jóvenes, y dormíamos con las ventanas abiertas. Otro muchacho y yo escuchamos los gritos al mismo tiempo; nos saltamos de la cama y nos vestimos rápidamente. Salíamos corriendo hacia el río cuando uno de los encargados nos paró.

—¿Adónde van?
—Al río. Alguien está pidiendo auxilio.
—Sí, ya sé. El río está crecido y están atrapados. Por el momento, no podemos hacer nada.

Esos gritos me persiguen hasta el día de hoy. Gracias a Dios, puedo contarles que se rescataron todas las personas que estaban clamando ayuda en ese momento; lamentablemente, ocho personas ya habían sido llevadas por el agua. Como nos dijo el encargado, no podíamos hacer nada.

Escucho gritos similares casi todos los días, pidiendo ayuda, pidiendo auxilio. El hombre que se trasladó a otro país con su señora, encontrándose solo cuando ella falleció de repente. La mujer que quiere dejar la relación ilícita que tiene con su patrón. La madre cuyos hijos le han rechazado, abandonando la casa. El joven que dice, “He sido tan malo, ¿cómo podré recibir el perdón?” Piden ser rescatados. Sus voces resuenan en la noche.

En cierto sentido, no puedo hacer nada para ellos tampoco. Yo no. Pero conozco a un Dios que si viene a rescatar a la gente, que ofrece esperanza a los desesperanzados. El sí puede hacer algo. Por causa de él, puedo escribir a estas personas y decir, “Existe una salida.”

Si no exploró el sitio de NuestraEsperanza.com, quiero invitarle a hacerlo. Investigue un poco, leyendo los artículos. La próxima vez que escucha un grito de auxilio espiritual, dígale que visite nuestro sitio. No para buscarnos a nosotros, sino para buscar al Dios que nos ama tanto que envió a su Hijo para que otros tuvieran esperanza. Dígales que dejen de poner su fe en los hombres y que se dejen rescatar.

Sí hay algo que puedo hacer para los que gritan en la noche. Puedo contarles del Dios que vendrá a rescatarlos.


Pasos hacia la esperanza

Publicado por - Nov. 18, 2008 | categorías esperanza, NuestraEsperanza.com

Cuando comenzamos a preparar el sitio NuestraEspeanza.com, nos sentamos para hablar de lo que creemos en cuanto a la esperanza. Decidimos que nuestras ideas se podrían comunicar por medio de cuatro etapas de esperanza, cuatro pasos hacia una vida con propósito.

Yo creo que el primer paso es aceptar que la esperanza existe. Hay esperanza. Antes de decidir en qué vamos a creer, tenemos que entender que hay algo en qué creer. Algunas personas miran el mundo actual y se desesperan, optando por enfocar la casualidad y la suerte, el caos y el desorden. Yo he visto lo suficiente como para saber que están equivocadas. Hay esperanza. Existe. Se puede encontrar. Se puede alcanzar.

Yo creo que esa esperanza se encuentra en Dios. Muchos de los que se han dado por vencido lo han hecho porque han estado buscando en los lugares equivocados. Ponen su esperanza en otras personas, y luego son decepcionados. Ponen su confianza en las riquezas y las posesiones, y luego son desorientados por los problemas económicos. Otros buscan esperanza en la ciencia, pero lo que ofrece la ciencia es de corto plazo, sin ir más allá de este mundo. Solamente Dios ofrece esperanza para esta vida por ofrecer esperanza de una vida después de ésta.

Yo creo que Dios ofrece esperanza por medio de su hijo Jesús. No hay múltiples caminos a Dios; solamente existe Jesurcristo quien se proclamó “el camino, la verdad y la vida.” (Juan 14:6). Jesús nos ofrece la manera de vencer las cosas en nuestras vidas que nos separan de Dios. No solamente pide que vivamos bien; hace posible que hagamos exactamente eso. Nos trae la esperanza de la misericordia y el perdón, en vez del juicio.

Yo creo que todos podemos compartir esa vida de esperanza. Podemos acercarnos a Dios con una fe obediente, poner nuestra esperanza en él y formar parte de una comunidad de personas que han escogido su forma de vida.

Gracia y paz,
Timothy Archer


La esperanza ¿dónde está?

Publicado por - Oct. 13, 2008 | categorías esperanza

Es una época de incertidumbre. Hay mucha gente que ha sido afecta por las tormentas tropicales y huracanes. Otras personas ven que su situación económica cada día es peor. Hay guerras. Hay enfermedades. ¿A dónde podemos ir en este mundo para encontrar esperanza?

“Unos cuentan con sus carros de guerra y otros cuentan con sus caballos; pero nosotros contamos con el Señor nuestro Dios. A ellos se les doblan las rodillas, y caen, pero nosotros seguimos firmes y en pie.” (Salmos 20:7-8)

Gracia y paz,
Timothy



Copyright © 2010 - Hope For Life: Todos los derechos reservados

Mapa del Sitio | Contáctanos