Blog

Categorías » Edificar

La Historia de Dos Casitas de Perro

Publicado por - Feb. 28, 2008 | categorías Edificar

Yo me acuerdo de dos casitas de perro. Una la construí con mi papá. Mi papá es matemático y sabía hacer los planes muy bien. El diseñó todo y pasamos tiempo construyendo todo de acuerdo con lo planeado. Yo ayudé un poco, pero no podía hacer mucho porque requería más destreza de lo que yo tenía.

Poco después, mi papá me pidió que derribara una casita de perro que había detrás de nuestra casa. Como la madera era podrida y no servía más, solamente tener que tirarla abajo. Entre con mazo y palanca, metiéndolo con ganas y sin cuidado. Aquel trabajo requería mucho menos cuidado y casi nada de destreza. Derribar es mucho más fácil que edificar. Es más fácil ser destructor que constructor.

Así pasa en nuestras relaciones también. Es mucho más fácil herir a una persona que edificarla. Es más fácil destruir una relación que mejorarla. En nuestra vida cristiana, hemos sido llamados a buscar la edificación. Pablo escribió a los romanos: “Por lo tanto, busquemos todo lo que conduce a la paz y a la edificación mutua.” (Romanos 14:19) Y ¿cómo edificamos?

  1. Edificamos con nuestras palabras: “No digan malas palabras, sino solo palabras buenas que edifiquen la comunidad y traigan beneficios a quienes las escuchen.” (Efesios 4:29) ¿Cómo sería si nos limitáramos solamente a palabras de edificación? Me parece que habría mucho más silencio en nuestras vidas.
  2. Edificamos por usar nuestros dones: “Y por Cristo el cuerpo entero se ajusta y se liga bien mediante la unión entre sí de todas sus partes; y cuando cada parte funciona bien, todo va creciendo y edificándose en amor.” (Efesios 4:16) La iglesia crece según el funcionamiento de cada miembro. Si utilizo bien mis dones, edifico el cuerpo.
  3. Edificamos por medio del amor: “pero el conocimiento hincha de orgullo, en tanto que el amor edifica la comunidad.” (1 Corintios 8:1) El amor de por sí edifica.

Edificar requiere conocimiento. Requiere habilidad. Requiere ganas. Tenemos que buscar edificar, sino, estaremos derribando. Edificar es mucho más difícil, pero mucho más necesario. Espero que aprendas a ser un constructor en vez de destructor.



Copyright © 2010 - Hope For Life: Todos los derechos reservados

Mapa del Sitio | Contáctanos