Blog

Conectados

Publicado por - Mar. 14, 2011 | categorías Dios

Tengo amigos en Facebook, seguidores en Twitter y contactos en LinkedIn. Recibo textos y mensajes de correo electrónico, comentarios y tweets. Me han buscado y me han solicitado. He sido recomendado y he sido sugerido. De vez en cuando, me llegan cartas tradicionales.

Tengo un teléfono en mi casa y otro en mi oficina. Tengo un celular que va donde yo me vaya. Puedo hablar por medio de la computadora también.

Hoy en día, existen muchísimas formas de estar conectados. Pero la gente se encuentra más sola y más aislada. Cuando llega el momento de compartir las cosas que realmente tienen valor, no encuentran quién les escuche.

Podemos hablar con muchas personas acerca del tiempo o la política. Nuestros amigos quieren hablar de los viejos tiempos, nuestros día en el colegio. Pero cuando llega el momento de revelar lo que hay dentro de nuestros corazones, ¿a dónde podemos ir?

Sugiero que busques a Dios. Utilizo las palabras del Salmo 139 para explicar por qué:

Señor, tú me examinas, tú me conoces.
Sabes cuándo me siento y cuándo me levanto; aun a la distancia me lees el pensamiento.
Mis trajines y descansos los conoces; todos mis caminos te son familiares.
No me llega aún la palabra a la lengua cuando tú, Señor, ya la sabes toda. (Salmo 139:1-4).

Dios me conoce y me entiende. Sabe lo que quiero decir aun cuando no sé decirlo.

¿A dónde podría alejarme de tu Espíritu? ¿A dónde podría huir de tu presencia?
Si subiera al cielo, allí estás tú; si tendiera mi lecho en el fondo del abismo, también estás allí.
Si me elevara sobre las alas del alba, o me estableciera en los extremos del mar,
aun allí tu mano me guiaría, ¡me sostendría tu mano derecha!
Y si dijera: «Que me oculten las tinieblas; que la luz se haga noche en torno mío»,
ni las tinieblas serían oscuras para ti, y aun la noche sería clara como el día. ¡Lo mismo son para ti las tinieblas que la luz! (Salmo 139:7-12).

Esté dónde esté, no tengo que estar sólo. Dios está ahí. La distancia no significa nada para El. La oscuridad no le es problema. Dios siempre está ahí para mí.

Tú creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mi madre.
¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien!
Mis huesos no te fueron desconocidos cuando en lo más recóndito era yo formado, cuando en lo más profundo de la tierra era yo entretejido.
Tus ojos vieron mi cuerpo en gestación: todo estaba ya escrito en tu libro; todos mis días se estaban diseñando, aunque no existía uno solo de ellos. (Salmo 139:13-16).

No tengo que preocuparme por mi apariencia. No tengo que bajar de peso para agradarle a Dios. No tengo que usar la ropa correcta ni tener mi cabello en el corte indicado. Dios me conoce mejor de lo que me conozco a mí mismo.

Dios me entiende. Y siempre está conmigo. Me ama tal como soy. Tal vez no lo encuentre en Facebook ni en Twitter. Pero puedo tener una relación con El que sobrepasará toda relación que tenga aquí sobre la tierra.

:

3 comentarios

3 comentarios en “Conectados”
  1. Dionicio dijo:

    Correcto y en completo acuerdo, debemos estar mas conectados no solo con la sociedad sino aun mas con nuestro Dios, de ahi el mandato de Jesus, velad y orad. Esto garantiza la presencia del Señor en nuestras vidas.
    saludos y bendiciones del Dios de los cielos. D. Santillan, Juarez Chih. Mex.

  2. virginia dijo:

    Muy Linda ese mensaje, preincipalmente en los momentos actuales en que vivivimos de pleno consumismo.
    Nos hace refelectir muchas cosas, principalmente la palabra de nuestro Dios, saludos desde Brasil.

  3. Yolanda Puga dijo:

    tengo una gran inquietud y es que tengo una hermana en Valdepeñas Ciudad Real pero cuando la visité no pude encontrar una iglesia crustiana donde podernos congregar. Mi hermana está sola y por lo tanto su cresimiento espiritual ha desmejorado por no tener con quien contar en este aspecto fundamental para nuestras vidas, por favor necesito ayuda urgente en este aspecto.
    que Jehová nuestro Padre Eterno, use gente para llegar a estos lugares donde hay tanta necesidad.

    un fuerte abrazo en el Amos de CRISTO nuestro Señor.

Escribe un comentario


Copyright © 2010 - Hope For Life: Todos los derechos reservados

Mapa del Sitio | Contáctanos