Blog

Juntando riquezas

Publicado por - Dec. 01, 2010 | categorías Dios, Riquezas

Howard HughesSi leemos en cuanto a la primera parte de la vida de Howard Hughes es difícil no tenerle envidia. En 1966, fue identificado como la persona más rica del mundo. Su fortuna habrá sido el equivalente de 40 mil millones de dólares actuales.

En un viaje a Las Vegas, Hughes discutió con el dueño de uno de los casinos. ¿La solución? Hughes compró ese casino y varios más. Para él, el dinero era la respuesta para todo.

Hughes también era un gran mujeriego. Salía con varias de las actrices más hermosas de Hollywood, incluyendo a Ginger Rogers, Olivia de Havilland, y Katherine Hepburn.

En sus mejores épocas, Hughes era un aviador valiente e inventor incansable, logrando grandes avances en la ciencia de la aviación. Era industrialista, empresario y establecedor de récordes mundiales. Su avión de madera, el Spruce Goose, es el avión anfibio más grande de toda la historia, y es más alta y más ancha que cualquier otra aeronave.

Era un hombre que tenía todo. A pesar de eso, Hughes vivió los últimos veinte años de su vida como ermitaño. No salía en público. No permitía que se le sacaran fotos. Era hipocondríaco, con una fobia en cuanto a los gérmenes. No se cortaba ni el pelo ni la barba ni las uñas. Solamente veía a sus médicos y sus criados personales.

Llevaba una vida de miseria. Cuando murió, parecía un esqueleto. Murió sin la presencia de amigos ni familiares.

El dinero no es la repuesta para todo. No puede comprar la felicidad. No puede comprar la paz. Ni puede prolongar nuestras vidas.

Jesucristo dijo, “Más bien amontonen riquezas en el cielo, donde la polilla no destruye ni las cosas se echan a perder ni los ladrones entran a robar. Pues donde esté tu riqueza, allí estará también tu corazón.” (Mateo 6:20-21)

El apóstol Pablo dijo algo parecido:

“Mándales que hagan el bien, que se hagan ricos en buenas obras y que estén dispuestos a dar y compartir lo que tienen. Así tendrán riquezas que les proporcionarán una base firme para el futuro, y alcanzarán la vida verdadera.” (1 Timoteo 6:18-19)

Howard Hughes tenía dinero, pero no tenía riqueza. No tenía lo que Pablo llama “la vida verdadera.” Su vida era una pobre imitación de la vida, algo que nadie querría tener.

Si su vida se basa en el dinero y lo que el dinero puede comprar, nunca conocerá la vida verdadera. Si su riqueza no está en el cielo, perderá todo su valor algún día. Usted necesita a Dios y las riquezas que solamente El puede dar. Necesita construir su vida alrededor de las cosas que nunca pierden su valor, que nunca dejan de satisfacer.

Usted necesita a Dios.

:, , ,

4 comentarios

4 comentarios en “Juntando riquezas”
  1. Tito dijo:

    Este hombre y muchos otros “ricos” locales necesitan del evangelio pero aun ellos necesitan qu alguien se los lleve, van misioneros a los países mas pobres incluso a aquellos en los que el precio por predicar es la vida pero pobres ricos no tienen apenas amigos genuinos que les puedan hablar de Cristo y llevarles a la fuente de aguas vivas…. Amigos oremos por los pobres hombres ricos

  2. Eduvigis Véjar dijo:

    Tener a Cristo en nuestro corazón es una riqueza intransable y con su autoridad, poder y unción se superan las riquezas paganas y se alcanza para compartir éstas con amor y misericordia.

    Ayudemos, con oración de autoridad a que los ricos puedan abrir las puertas de sus corazones, ya que las riquezas de la tierra no compraran su salvación, sino que le están dando autoridad a Satanás para que NO los suelte.

    Pobres ricos, necesitan nuestras oraciones para que puedan adquirir entendimiento espiritual y se les revele la verdadera riqueza que es Cristo.

  3. gataalinda01@gmail.com dijo:

    Quien le quita lo bailado????? tenia el Don de hacer cosas en su vida!!!

    yo creo en el Jesus resucito, y haci lo haremos los que hemos creido en su palabra…cuando se lee la Biblia. y si aparece elsuperhombre que pasaria salvando la humanidad, transformandola? por que el dice y veran al hijo de hombre hacer estos milagros que hago yo y aun mayores cosas ara el superhombre de Nietszche se roba el mundo; lo hace suyo; pero hoy por hoy entendemos que hay vida en otros planetas los alienijenas los seres Grises?
    A mí me gusta la historia de Gedeón en la Biblia. Gedeón era un israelita que vivía en tiempos en que una potencia extranjera invadía constantemente a su país. Estos invasores esperarían hasta que la cosecha estuviera lista, luego entrarían y llevarían todo el fruto de meses de trabajo. Eran tiempos terribles.

    Dios utilizó a Gedeón para salvar a Su pueblo, usando un pequeño grupo de hombres armados con jarras y antorchas. Es una historia fascinante que puede leerse en los capítulos 6 y 7 del libro de Jueces, en la Biblia.

  4. gataalinda01@gmail.com dijo:

    Ponele que hoy el dia USA. pierda el poder por otra potencia que tiene presupuesto Cero; quien le quita lo bailadoooo???

    yo creo en el Jesus resucito, y haci lo haremos los que hemos creido en su palabra…cuando se lee la Biblia. y si aparece elsuperhombre que pasaria salvando la humanidad, transformandola? por que el dice y veran al hijo de hombre hacer estos milagros que hago yo y aun mayores cosas ara el superhombre de Nietszche se roba el mundo; lo hace suyo; pero hoy por hoy entendemos que hay vida en otros planetas los alienijenas los seres Grises?
    A mí me gusta la historia de Gedeón en la Biblia. Gedeón era un israelita que vivía en tiempos en que una potencia extranjera invadía constantemente a su país. Estos invasores esperarían hasta que la cosecha estuviera lista, luego entrarían y llevarían todo el fruto de meses de trabajo. Eran tiempos terribles.

    Dios utilizó a Gedeón para salvar a Su pueblo, usando un pequeño grupo de hombres armados con jarras y antorchas. Es una historia fascinante que puede leerse en los capítulos 6 y 7 del libro de Jueces, en la Biblia.

Escribe un comentario


Copyright © 2010 - Hope For Life: Todos los derechos reservados

Mapa del Sitio | Contáctanos