Blog

Archivos » December, 2009

La Paz

Publicado por - Dec. 15, 2009 | categorías Navidad, Paz


En nuestra sociedad actual, la Navidad trae una mezcla de emociones.

Para algunos, se trata de dar y recibir, un momento para gastar dinero en comprar cosas que nadie necesita. Para otros, es un momento de reflexión religiosa.

Para algunos, la Navidad es una época especial para la familia, de compartir horas preciosas con personas queridas. Para otros, es una época de soledad y dolor.

Para algunos, la Navidad es un momento con mucha significancia en que recuerdan el nacimiento de Jesús y piensan en la importancia de su venida a la Tierra. Para otros, es un día más, compartiendo la estación con Jánuka y Año Nuevo.

Para algunos, la Navida es un momento imprescindible para vender mercancía y sacar algo de ganancia en un año difícil. Para otros, es un momento para protestar en contra de las ideas equivocadas en cuanto a este festejo.

Con semejantes sentimientos peleándose los unos con los otros para tener preeminencia en nuestra mente, nos encontramos un poco agobiados con todo lo que pasa. Si te sientes así, quiero ofrecer unas palabras de sabiduría antiquísimas:

“No se aflijan por nada, sino preséntenselo todo a Dios en oración; pídanle, y denle gracias también. Así Dios les dará su paz, que es más grande de lo que el hombre puede entender; y esta paz cuidará sus corazones y sus pensamientos por medio de Cristo Jesús. Por último, hermanos, piensen en todo lo verdadero, en todo lo que es digno de respeto, en todo lo recto, en todo lo puro, en todo lo agradable, en todo lo que tiene buena fama. Piensen en toda clase de virtudes, en todo lo que merece alabanza. Sigan practicando lo que les enseñé y las instrucciones que les di, lo que me oyeron decir y lo que me vieron hacer: háganlo así y el Dios de paz estará con ustedes.” (Filipenses 4:6-9).

En este torbellino de emociones que son las fiestas, que Dios te rodee de paz. Echa tus preocupaciones sobre él, y fija tu vista en las cosas que pueden traerte paz.

Que haya paz en la tierra en estos días, y que haya paz en tu vida.

Gracia y paz,
Timothy Archer


Necesitarán su tenedor

Publicado por - Dec. 01, 2009 | categorías esperanza

Se cuenta la historia de una señora de edad avanzada que recibió malas noticias de su médico. Le quedaban pocos meses de vida.

La señora llamó a su familia y comenzó a hablar de su funeral y su entierro. Hablaron del cementerio, del cajón, etc. Llegando al final de la conversación, la ancianita comentó: “Hay una cosa más, una cosa muy importante. Quiero que me entierran con un tenedor en la mano.”

A sus hijos le inquietaba este pedido. Uno de ellos tuvo que preguntarle: “Mamá ¿de qué estás hablando?”

“Yo me acuerdo cuando era niña y comía con mi familia,” explicó la señora, “cada uno de los chicos ayudábamos con sacar los platos de la mesa después de comer. De vez en cuando, mi mamá nos decía, ‘Necesitarán su tenedor.’ Sabíamos qué quería decir eso. Quería decir que había algún postre, algo rico para comer. Cuando ella nos decía, ‘Necesitarán su tenedor,’ quería decir que todavía faltaba lo mejor. Por eso quiero tener un tenedor en la mano cuando me entierran: todavía falta lo mejor.”

Es una historia hermosa, una muestra de qué es la esperanza. Tenemos esperanza por qué vivimos en la espera de algo mejor.

El apóstol Pablo escribió a un grupo de cristianos nuevos en la ciudad de Tesalónica. Hablaba de la fama que habían creado estos cristianos. Les dijo: “Al contrario, ellos mismos hablan de nuestra llegada a ustedes y de cómo ustedes abandonaron los ídolos y se volvieron al Dios vivo y verdadero para servirle y esperar que vuelva del cielo Jesús, el Hijo de Dios, al cual Dios resucitó.” (1 Tesalonicenses 1:9-10) ¡Qué hermosa descripción de la vida cristana! Dejamos una vida sin sentido, dando la espalda a ella, servimos a Dios y vivimos esperando la venida de Jesucristo.

Tenemos esperanza porque estamos esperando a Jesús, esperando su venida. El nos traerá algo maravilloso: una vida sin tristeza ni dolor.

Todavía falta lo mejor. Por eso tenemos esperanza. Estamos esperando a Nuestro Señor y su venida. Estamos esperando lo mejor.

¡Necesitarán su tenedor!



Copyright © 2010 - Hope For Life: Todos los derechos reservados

Mapa del Sitio | Contáctanos